Dos desconocidos

Fueron dos desconocidos que un dia se encontraron, fueron dos grandes amigos que después se enamoraron

17 de febrero de 2012

Adiós

Se oía de fondo el ruido se las sirenas de los trenes, y el ajetreo de la gente. Pero para Camille y Jhonatan nada mas existía el uno para el otro y un tren que los separará.
Estaban abrezados, ella llorando como una magdalena y el consolándola como podía.
- Tranquila, tranquila... - decía él.
- Te voy a echar mucho de menos - sollozaba - demasiado... - y seguía llorando en los brazos de él.
- Yo a ti también, pero tengo que ir, sino, ¿que sera de ella?
- ¿Pero para eso te tienes que ir para siempre?
- No para siempre...
- Pero sera demasiado tiempo - seguía sollozando.
- Camille, solo se una cosa, da igual el tiempo que estemos separados, yo siempre te querré, y te amare. Cuando vuelva te buscare como un loco, y cuando te encuentre ya no nos volveremos a separar - le dijo él, a la misma vez que ella volvía a llorar aun más.
De fondo se escuchó una voz que anunciaba que el tren saldrá dentro de cinco minutos. Camille, llorando, se echó en los brazos de Jhonatan.
- Volveré pronto, te lo prometo - dijo él.
Se acercaron aun más y se dieron el último beso en mucho tiempo. Volvió a escucharse la voz que anunciaba el tiempo que faltaba, esta vez dijo que los pasajeros subiesen. Jhonatan con mucho esfuerzo se separo de Camille y subió al tren, ella se quedo en el sitio llorando.
Jhonatan se sentó en unos asientos que estaban a la parte de atrás de la puerta para poder decirle adiós con la mano. Cuando Camille lo vio no pudo evitar caerse de rodillas y ponerse a llorar. Allí se quedo durante unas cuantas horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada